Kairós: Tiempo Oportuno

El encuentro me resultó muy grato. La pasamos los cordobeses muy bien, volvimos contentos, con ganas de que “se repita”. El tema es que si hay que esperar otros 40 años y va a estar medio difícil…
Fue rico en conocer personas, actividades, crear vínculos, conocer proyectos en marcha y pasar un fin de semana en comunidad.
Gracias a todos los que pusieron el trabajo necesario para que fuera posible, seguramente más que el que nosotros vimos. Generar semejante movida debe llevar tiempo, mails, dinero, esfuerzo, idas y venidas que quedarán ocultas. Dios recompense a todos esos esfuerzos ocultos, como también a las personas que trabajaron de atrás, para que la pasáramos bien.
Volví a casa con comentarios, contando a mi esposa la rica experiencia. Pasaron algunos días y yo seguía dale que dale, que conocí a éste, que conocí a aquel otro. Rico en personas de distintos lugares, en relatos, proyectos, experiencias. Guau!! Cuantas cosas lindas.
Dios ha sido bueno en regalarnos este tiempo, que podamos capitalizarlo bien es mi deseo, que semejante siembra que recibimos pueda dar una abundante cosecha. Amén.

Carlos Peirone, desde Bell Ville, Córdoba.

* * *

Hola!…lo primero que se me viene a la mente al recordar los días pasados en el aniversario 40 de Kairós…es parte de la letra de la canción “El Desembarco”, de León Gieco….

…”Hay alguien que bendiga esta hermosa comunión
De los que pensamos parecido
Somos los menos, nunca fuimos los primeros
No matamos ni morimos por ganar
Mas bien estamos vivos por andar
Esperando una piel nueva de este sol
No pretendemos ver el cambio
Sólo haber dejado algo
Sobre el camino andado que pasó”…

Me alegra saber que hay Alguien que bendice la comunión que sentimos esos días porque El, Jesús, fue el primero en desearla.

Así que, gracias a todos los que organizaron ese tiempo ya que , en los días que corren, no es fácil encontrar tanto sentir de unidad sin una necesaria uniformidad…

Susana Aranda de Sánchez, Córdoba

* * *

La misma inquietud por la reco­lección de memorias nos incentivó a sumarnos a un evento que surge por el aniversario de la Funda­ción Kairós, espacio que integra una de nosotras. Encontramos allí una ocasión no sólo para rememorar, sino para actualizar sentidos que tiene este lugar para las personas que lo han transitado y que hoy lo habitan.

La Parra Taller en Kairós

Leer reseña completa (con imágenes) aquí.

Micro documental

Entre muchas caras jóvenes, algunas mas o menos y otras ya surcadas por los años, tuvimos un tiempo oportuno (Kairós) para el encuentro, la nostalgia, el debate, la renovación de los sueños, la fe y la esperanza. Dicen por ahí que alguno/as son sabios/as y maestros/as, algunos/as que militan en política y les gusta meterse en problemas; también están los otros/as que hacen arte de lo cotidiano y te llenan de preguntas la existencia y el corazón. Unos/as quieren aún cambiar el mundo desde la fe en Jesucristo, otros/as ya no tanto, sino más bien el corazón del ser humano…pero todos y todas se dan cuenta de que es la casa común lo que tenemos que cuidar, y que precisamente esta no es la iglesia, sino el mundo: el lugar sagrado de Dios. 40 años de vida genera un fecundo anecdotario (que no estuvo ausente), pero más allá de compartir la nostalgia, pudimos darnos ánimos unos y unas a otros y otras; alentarnos en el discipulado comprometido y volver a enamorarnos del Evangelio de Jesucristo. Ese desafío que nos alienta a mirar en el rostro y en las historias de los y las demás, la fidelidad de Dios y la pluriforme Gracia de Dios (1ra Pedro 4,10). Mirá las fotos y mirate en las fotos y vas a ver que desde el amor de Dios, las fuerzas se renuevan.

Pablo Catania, Córdoba
Fotografías por Almendra Fantilli

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.