El edificio no importa
Este templo Yo lo reconstruyo.

Piedra sobre piedra sobre piedra
Mas sin Alma la piedra está muerta.
Aun Él hace hablar hasta las piedras.
Hoy, estas piedras ya hablaron
En rumbo hacia el suelo
Amontonadas en duelo.

Edificio de su propia prisión
Estas piedras aunque erectas
Eran piedras sin propósito
Con candado en el portón.

El escombro en su derrota escondió
Esas llaves viudas que jamás harán abrir,
Una mano esperanzada las encontró
No dejando así la memoria morir.

─ Alexandru G. Ichim

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.