MI FE

Mi fe es una fe oriental.
Mi occidente la despedazó
En mi cuerpo, mi alma, mi espíritu.
No aprendo el nombre que tanto escucho,
Siento el hambre que me es un agravio
Mas debo saber
De dónde vengo y cómo me llamo.
No sé cómo estoy
Mas debo saber quién soy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LECTURAS RELACIONADAS

Scroll Up